jueves, 3 de marzo de 2016

Ascendiendo hasta nuestra incompetencia: El Principio de Peter

"En una jerarquía, todo empleado tiende a ascender hasta su nivel de incompetencia: la nata sube hasta cortarse." Laurence J. Peter
¿Hasta dónde podemos ascender sin dejar de ser competentes y efectivos en nuestras tareas? El pedagogo canadiense Laurence J. Peter sostuvo hace varias décadas que toda persona que realiza bien su trabajo y cumple objetivos es ascendida sistemáticamente hasta que alcanza un determinado nivel jerárquico en el que ya no se desempeña como corresponde. En ese momento ha llegado a su nivel de incompetencia. Así se puede resumir su famoso Principio de Peter o Principio de Incompetencia.de Peter

Su planteo está basado en un exhaustivo análisis del comportamiento jerárquico de diversas organizaciones, actividad que él mismo denomina y bautiza como "jerarquiología" (castellanización del término original en inglés hierachiology). Está claro que este concepto sigue aplicando en la actualidad a cualquier organización que tenga una estructura jerarquizada, tipo piramidal. No es tan notorio, o no aplica directamente, en organizaciones con estructuras planas.

Existe un antecedente a este Principio. En el año 1910 (sí, hace más de cien años) el filósofo español José Ortega y Gasset planteaba: "Todos los empleados públicos deberían descender a su grado inmediato inferior, porque han sido ascendidos hasta volverse incompetentes."

Casi tres décadas después de conocerse el Principio de Peter, el dibujante Scott Adams (creador de la tira cómica Dilbert) propuso una variante: el Principio de Dilbert. El mismo afirma que: 
"Las compañías tienden a ascender sistemáticamente a sus empleados menos competentes a cargos directivos para limitar así la apreciación del daño que son capaces de provocar."
El colega de Steve Jobs en Apple, Guy Kawasaki también opinó al respecto:
"Hay dos tipos de compañías, las que reconocen que son exactamente como la de Dilbert y las que también lo son pero aún no lo saben."
¿Qué hay de cierto en todo esto? ¿El que sabe, sabe, y el que no... es jefe? 

2 comentarios :

  1. Es una maravillosa sorpresa encontrar una publicación que mencione el trabajo de J. Lawrence Peter, mas aun con la genialidad de E. Deming. En conclusión toda estructura funcional debe sanearse de incompetencia a partir de tomar conciencia sobre el impacto de cada uno, el compromiso de colaborar con el liderazgo transfuncional, el pensamiento fuera de la caja sobre los procesos y su dinámica, finalmente con la iteración entre los influenciados por los requerimientos, acciones y resultados.
    Excelente binomio Peter-Deming

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días Jesus. Tenía idea de ya haberte respondido, pero veo que no! Muchas gracias por tu comentario, y me alegro que sea de tu interés. Particularmente, cuando descubrí a Peter me sorprendió mucho su manera tan particular de ver las cosas. Un cordial saludo desde Argentina.

      Eliminar