miércoles, 17 de febrero de 2016

7 tipos de oportunidades para innovar

"En los negocios, la innovación rara vez surge de un destello de inspiración. Surge de un frío análisis de siete tipos de oportunidades." Peter Drucker
En 1985 el genial Peter F. Drucker publicaba en la afamada Harvard Business Review su versión original de “The discipline of innovation”. Luego vendrían nuevas reediciones y traducciones, entre las que se encuentra por ejemplo una versión disponible en la versión para América Latina de la publicación en su edición de Agosto de 2004. Tal como sucede con otras publicaciones de Drucker y de otros referentes, no sólo asombra por su claridad sino por su vigencia luego de más de 30 años.
En dicha publicación Drucker plantea que algunas innovaciones pueden surgir de “destellos de genialidad” como muchos suponen, pero afirma en su gran mayoría éstas provienen de tipos preestablecidos de oportunidades. En total identifica 7 tipos de oportunidades distintas que bien encauzadas pueden terminar en una innovación, 4 de las cuales se presentan dentro de la empresa y 3 fuera de ella.

Dentro de la empresa:

  • Acontecimientos inesperados: los éxitos o fracasos inesperados son poderosas fuentes de innovación, ya que la empresa suele deshacerse de ellos o ignorarlos.
  • Incongruencias: se deben explotar las incoherencias entre las expectivas y los resultados. Allí puede haber algo para aprovechar que no estamos viendo.
  • Necesidades de proceso: muchas veces con pequeñas modificaciones en los procesos podemos lograr resultados increíbles, sin necesidad de reestructurar todo.
  • Cambios sectoriales y de mercado: la mayor parte de las empresas no reacciona rápido ante cambios repentinos en el mercado, o en algún segmento en particular. Esta es una oportunidad para los innovadores.


Fuera de la empresa:

  • Cambios demográficos: las empresas tradicionales suponen que los cambios demográficos son un proceso lento, lo cual no se corresponde con lo que vivió en el siglo XX y lo que se vive actualmente. Quien detecte un cambio en el número de personas  rápidamente y entienda como se distribuyen obtendrá beneficios adicionales, lo que lo convierte en una fuente importante de innovación.
  • Cambios de percepción: aquí aplica la analogía de la percepción de la empresa con el vaso “medio lleno” o “medio vacío”. En la salud, por ejemplo, a pesar de los grandes avances en medicina hay una demanda cada vez mayor de productos y servicios relacionados a su cuidado: publicaciones, alimentos especiales, clases de gimnasia, etc. Aquí el “vaso medio vacío”, el no poder ser inmortales, nos brinda una fuente inagotable de oportunidades.
  • Nuevo conocimiento: está claro que un conocimiento nuevo puede generar innovación. Así ha funcionado históricamente. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que esta fuente requiere en general de más tiempo invertido y corre con el riesgo de fracasar. Para que se convierta en una innovación con alta probabilidad de éxito debe ser sumamente estudiada y controlada: “Puede parecer paradójico, pero la innovación basada en conocimiento es más dependiente del mercado que cualquier otro tipo de innovación”, sostuvo Drucker.

En resumen, el emprendimiento es la suma de una tarea de innovación sistemática y la estrategia necesaria para que esta prospere.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario